Deportes

Racismo en el fútbol italiano: discriminaron al técnico del Nápoli por ser sureño

Al finalizar el partido entre Napoli y Lazio, el entrenador del primero fue discriminado por su origen calabrés por un integrante del cuerpo técnico del equipo romano. Un hecho que desnuda la discriminación hacia las poblaciones del sur.

Martes 4 de agosto | 00:31

En la última fecha del Calcio italiano, disputada este sábado en el estadio San Paolo, Napoli vence por 3 a 1 al Lazio. Esta noticia podría muy bien encontrarse en el ámbito deportivo, de no ser por una situación vivida al término del partido: Alex Maggi, asistente del entrenador de Lazio, en medio de una disputa entre Gatusso y Simone Inzaghi (director técnico de Lazio) llamó "terrone" a Gatusso. El término significa “gente de la tierra” y se utiliza de manera despectiva para señalar a las poblaciones del sur de Italia.

En efecto, luego del partido, Gatusso e Inzaghi (ex compañeros en Milan y el seleccionado italiano) tuvieron un cruce de palabras. El asistente de este último provocó a Gatusso por ser calabrés. Muchas personas creen que Italia es un país homogéneo culturalmente, pero lo cierto es que las poblaciones del sur de la península han sido históricamente explotadas y expoliadas. Por ende, hay un visible racismo de sectores de las poblaciones del norte italiano hacia las del sur.

En las regiones del norte, sobre todo Lombardía, Véneto y Trentino Alto Adigio, se encuentran los estratos más altos de la burguesía italiana. La mayoría de éstos están agrupados dentro de Confindustria (Confederazione generale dell´ industria italiana), que es la organización de la patronal más poderosa e influyente de Italia. A su vez, estos estratos son representados políticamente por La Lega (anteriormente Lega Nord, en español “liga del norte”) agrupación política racista de extrema derecha que tiene cierto apoyo del electorado de estas regiones, sobre todo del Véneto. Esta organización política tiene tanto peso que incluso exigió en variadas oportunidades desde los años 90 separar a las regiones del norte con el resto de Italia, para formar un Estado propio.

En contraste, las regiones del sur (Calabria, Sicilia, Basilicata, Apulia y Campania) tienen una economía predominante agrícola, con algunas industrias prósperas en el rubro alimentos principalmente, pero atrasada económicamente en comparación con las mencionadas regiones norteñas. Esto le ha valido a la población sureña italiana ser discriminada, no sólo por parte de las poblaciones del norte, sino también por el Estado italiano, que le destina menos presupuesto.

Dentro de este entramado sociopolítico se encuentra el odio xenófobo que lamentablemente se vive en el país del Dante. Además, muchos habitantes del sur suelen mudarse al norte en busca de puestos de trabajo, que en muchas ocasiones perciben salarios más bajos que los habitantes del norte.

Movimientos contra el racismo y la xenofobia como el reciente Black Life Matters en Estados Unidos demuestran un gran rechazo de muchos sectores hacia estas prácticas discriminatorias. Las diferencias raciales operan a favor del empresariado, que se aprovecha de su situación para negarles derechos y condiciones laborales dignas. Además, tiene el objetivo de dividir a la clase obrera, atentando contra su organización.

Por eso, no debe extrañarnos lo vivido por Gatusso en una cancha de fútbol. Lo viven mujeres y hombres de las regiones meridionales de Italia, así como tantas otras colectividades discriminadas en el mundo, y que son utilizadas por la burguesía para explotarlas y humillarlas para sus intereses. El odio racial sólo provoca disputas entre las personas y ganancias para los más ricos.







Temas relacionados

Futbol Italiano   /    Italia   /    Xenofobia   /    Discriminación   /    Fútbol   /    Deportes   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO