Economía

DESEMPLEO

El empleo profundiza su caída: informe del Ministerio de Trabajo

Se conocieron este viernes los resultados de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) que lleva acabo el Ministerio de Trabajo. Muestran el agravamiento de la pérdida de empleo que llega a niveles de 2010.

Viernes 31 de enero | 15:36

Los datos que arroja el informe de diciembre de 2019 Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) y el y del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) muestran el hundimiento del empleo: en diciembre la caída fue de un 0,5% ciento con respecto al mes anterior y 2,6%.

Por su lado, los registros administrativos del SIPA muestran que en noviembre de 2019, 19 mil trabajadores fueron desvinculados de sus empleos en la, siempre hablando de la economía formal.

Al mismo tiempo, da cuenta de que entre noviembre del año pasado y el mismo mes de 2019, hubo una caída de un 2.6%, lo que significan casi 156 mil trabajadores en la calle.

El informe que difundió el Ministerio de Trabajo señala que los datos del último bimestre confirman que “los últimos cuatros años fueron años perdidos para el empleo asalariado registrado, especialmente los últimos dos, cuando el empleo se redujo de manera continua alcanzando una contracción de casi 5% y ubicándose en un nivel similar al del año 2010”.

En términos absolutos se trata de 234.000 trabajadores que entre noviembre de 2015 y noviembre de 2019, perdieron puestos de trabajo registrado en el sector privado.

Te puede interesar: Despidos y destrucción del empleo: en el último año se perdieron 125.000 puestos

Ciudades con más caída del empleo registrado

Si se observa la variación según las ciudades relevadas, en primer lugar hay que señalar que en relación a noviembre de 2019 tanto el Gran Buenos Aires como el promedio de los aglomerados del interior mostraron una variación negativa de 0,5% y Asimismo, la variación de diciembre de 2019 con respecto al mismo mes del año anterior, también se mostró contractiva, alcanzando el 2,7% en el GBA y 2,3% en el total de las ciudades del interior.
Jujuy fue, en términos interanuales, donde más impactó la crisis y la pérdida de empleo, cayó un cerca de un 5% respecto del año pasado, le sigue el Gran Rosario con una caída del 3.8%. Si se toma en cuanta la variación con respecto del mes pasado, es el Gran Resistencia donde se registran las cifras más penosas: el porcentaje de pérdida de empleo es de casi un 2%.

Leé también: Jujuy: con desocupación de 4,8%, empeoraron las condiciones laborales

Por el contrario, las excepciones fueron el Gran Mendoza que se mantuvo estable y de Gran Tucumán y Gran Mar del Plata que tuvieron un crecimiento de 0,3% y 0,9% respectivamente.

En términos interanuales, los aglomerados de Gran Bahía Blanca y Gran Mar del Plata son los únicos que muestran un crecimiento de 0,8% y 0,6% para cada ciudad.

Los sectores más afectados

Si se hace un desglose según los sectores de la economía formar con caídas interanuales más relevantes son: Construcción (-8,3%), Industrias manufactureras (-4,4%), Comercio y reparaciones (-3,1%), Hoteles y restaurantes (-2,8%) y Transporte, almacenamiento y comunicaciones (-2,6%).
Solo tres de los catorce sectores analizados tuvieron crecimientos interanuales en la cantidad de asalariados registrados. Los aumentos se verificaron en Explotación de minas y canteras (+3,5%), Enseñanza (+0,3%) y Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (+0,2%).

Remarquemos que estos índices de Ministerio de Trabajo como del de SIPA hacen referencia solamente al sector formal, con lo cual los 8 millones de trabajadores que integran la llamada economía informal, o en negro, sin ningún tipo de derechos laborales, no está incluida en estas cifras ya de por sí críticas.

Mientras el poder adquisitivo no para de desplomarse y el gobierno llama a jubilados y trabajadores a ser “solidarios”, el único objetivo es pagar la deuda con el FMI y seguir salvando a los grandes ganadores de la era Macri a los que no se les pide el menor gesto “solidario”. Los bancos, las empresas privatizadas de servicios públicos, petroleras, mineras las grandes alimenticias y exportadores son los grandes ganadores.

No pueden ser siempre los mismos que paguen la fiesta ajena, son necesarias medidas urgentes para recuperar el poder adquisitivo, ni bonos, ni sumas fijas, y los puestos de trabajo perdidos.

Te puede interesar: No todos pierden: banqueros ganan por mes más que 600.000 trabajadores







Temas relacionados

Desocupación   /    Inflación   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO