Deportes

Dice la calle…

¿El Kun Agüero que jugó el Mundial era el mismo del Manchester City?

El otro equipo de Manchester, el que está en las alturas de la tabla de posiciones de la Premier League desde que llegó un pibito de Bernal, el Lunes volvió a ganar. Nada menos que al Liverpool, otro de los animadores de los últimos torneos. No era un rival fácil, en absoluto, y aunque ya no cuenta con Luis Suárez, una de las figuras del Mundial, ahora sumó a sus filas a un ex Citizen, el “loco” Ballotelli. En el torneo pasado, Liverpool fue el rival que le siguió los pasos al City. Prometía ser un partidazo. Así fue. El Manchester City lo ganó holgadamente y jugando muy bien. Fue 3 a 1 y todos los goles celestes: dos de Jovetic y uno de Agüero, pero hasta el gol de los diablos rojos fue obra de un “ciudadano” (Zabaleta en contra).

Miércoles 27 de agosto de 2014 | Edición del día

El otro equipo de Manchester, el que está en las alturas de la tabla de posiciones de la Premier League desde que llegó un pibito de Bernal, el Lunes volvió a ganar. Nada menos que al Liverpool, otro de los animadores de los últimos torneos. No era un rival fácil, en absoluto, y aunque ya no cuenta con Luis Suárez, una de las figuras del Mundial, ahora sumó a sus filas a un ex Citizen, el “loco” Ballotelli. En el torneo pasado, Liverpool fue el rival que le siguió los pasos al City. Prometía ser un partidazo. Así fue. El Manchester City lo ganó holgadamente y jugando muy bien. Fue 3 a 1 y todos los goles celestes: dos de Jovetic y uno de Agüero, pero hasta el gol de los diablos rojos fue obra de un “ciudadano” (Zabaleta en contra).

Ahora bien. ¿Vieron el GOLAZO del Kun? A 23 segundos de ingresar desde el banco –reemplazó a Dzeko- picó y le señaló el pase a Navas que, con un mágico toque largo, lo habilitó para darle la posibilidad de hacer lo que más le gusta hacer frente al arco rival: disparar un sablazo a la red. Derechazo apenas entra al área grande, disparo al primer palo y golazo. El Kun Agüero en su plenitud, rapidísimo para el pique corto. Una llamarada. El que todos conocemos.

En la Estación de Quilmes, los empleados ferroviarios reciben todos los Lunes los bidones de agua que se colocan en un aparato (el “dispenser”) que la expide fría o caliente. Cuando llaman a la puerta los repartidores de agua, nunca falta el que hace el chiste, repetido hasta el cansancio: llegó el “Kun Aguëro”. Los pibes del reparto no son siempre los mismos, van cambiando, pero todos son “agüeros”.

“¿Viste cómo jugó ayer el Kun?” recibe como consulta uno, que había vaticinado un gol de Agüero en la final de Brasil 2014, basado en la teoría de que en todas las finales de Mundial que ganó Argentina hubo goles importantes de jugadores que pasaron con gloria por Independiente. Debido al agotamiento físico y a un desgarro traicionero, el Kun tuvo un Mundial para el olvido, en el que vagó errático esa final ante Alemania. El pronóstico falló.
“¿Lo viste?”, se ríe con malicia el de la pregunta. “¿Será el mismo Kun que el del Mundial? ¿O Sabella se llevó a un pibe de los bidones?”







Temas relacionados

Dice la calle   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO