PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Toyota Zárate: cientos de obreros suspendidos, pero para Fernández “el país se pone de pie”

El presidente Fernández y el gobernador Kicillof estuvieron en la ciudad para visitar la planta de la multinacional japonesa que reabrió un turno la semana pasada, mientras que aun mantiene a la mitad de sus trabajadores suspendidos con rebaja salarial con la excusa de la pandemia.

Miércoles 27 de mayo | 14:13

Foto: Presidencia de la Nación

A media mañana comenzó la recorrida del presidente Alberto Fernández, el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el intendente de Zárate Osvaldo Cáffaro por la planta de la multinacional japonesa Toyota, que volvió a trabajar el 18 de mayo con con sólo un turno de 2.300 trabajadores, realizando hasta hoy unas mil unidades exportables.

La semana anterior, esta comitiva de mandatarios junto al intendente local de Tigre, se encargaron de “reinaugurar” la planta Volkswagen en Pacheco (también al norte del Gran Buenos Aires) mientras regían las suspensiones a sus trabajadores y denunciaban que no se venía cumpliendo adecuadamente con los protocolos de seguridad e higiene.

Lo cierto es que en Toyota abrieron un solo turno y la mitad de la planta se encuentra suspendida, cobrando el 70 % del salario bruto.

En una primera etapa, la empresa licenció a los trabajadores, pero con el acuerdo del gremio automotriz Smata, comenzaron las suspensiones con rebaja salarial.

Esta empresa es una multinacional que ha venido facturando millones de dólares, sin embargo ha solicitado el pedido de ingreso al programa ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción) de la Anses.

Esta información no fue parte de la conferencia de prensa que dieron en conjunto el intendente Cáffaro, el gobernador Kicillof y el presidente Fernández, los cuales sólo dedicaron palabras de alabanzas al gremio y a la patronal.

Cáffaro elogió a esta “empresa que tiene corazón”. Por su parte Kicillof lanzó: “¿quién dijo que los gobiernos de nuestro signo político tienen problemas con el sector privado?”. Por último, Fernández se encargó de elogiar al Smata: “gracias a los trabajadores del Smata (sic), el primero que me vino a hablar por los protocolos fue el gordo (Ricardo) Pignanelli”. “Trabajadores, empresarios y Estado; así deberíamos trabajar”, sentenció.







Temas relacionados

Recorte Salarial   /    Coronavirus   /    Toyota    /    Alberto Fernández   /    Zárate   /    Industria automotriz   /    Axel Kicillof    /    Suspensiones   /    Smata

Comentarios

DEJAR COMENTARIO