Mundo Obrero

DESPIDOS

Río Gallegos: la difícil situación que atraviesan los despedidos de Yacimientos Carboníferos Río Turbio

La Izquierda Diario recibió el reclamo de los trabajadores despedidos y lo reproduce para aportar a la difusión de una de las tantas situaciones difíciles que están viviendo trabajadores y trabajadoras en medio de la cuarentena

Martes 31 de marzo | 22:54

Se van a cumplir dos meses desde los 417 despidos que hubo en la empresa minera Yacimientos Carboníferos Río Turbio. Hasta ahora no hubo ninguna solución para las y los trabajadores cesanteados, a quienes incluso no se les liquidó su último sueldo y están pasando una situación desesperante junto a sus familias, ya que no tienen recursos para transitar la cuarentena obligatoria.

Francesco Di Domenico es uno los voceros de los despedidos de YCRT, que difundió una carta escrita en conjunto con sus compañeros y compañeras, en la que relata y exige una solución urgente a las difíciles condiciones que están viviendo.

La Izquierda Diario reproduce el reclamo de las y los trabajadores despedidos de YCRT:

Río Gallegos (Santa Cruz), 31 de Marzo 2020.

El día 29 de enero el Presidente de la Nación designó a través del decreto 119/20 como nuevo interventor de YCRT al Dr. Aníbal Fernández; cuando nos enteramos de esa noticia todos lo tomamos de una manera positiva; ya que sabíamos por declaraciones en los medios que querían reactivar y poner en funcionamiento la Mega Usina en Río Turbio y a su vez exportar carbón con el Muelle Arturo Illia en Punta Loyola ya preparado para trabajar desde el día uno…

Toda esa alegría duró poco… El día 19 de febrero recibimos la visita del gerente de Producción Federico Vera y el Coordinador General José Luca Gancerain en Punta Loyola para hacer una recorrida de las instalaciones (acá ya notamos algo raro porque la recorrida la hicieron junto a la intersindical de ATE Punta Loyola), luego de finalizar la visita, a los 10 minutos (literal) ya se conoció el despido de todos nosotros… fueron a darnos el beso de Judas sin dudarlo.

Lo que la intervención argumentó y argumenta es que estábamos mal ingresados; nos informa que acepta una revisión de legajos… lo cuál nos parece perfecto para quitar sospechas y demás.

El 22 de febrero viajamos hacia Río Turbio para la revisión de legajos, lo hicimos frente al Subgerente de Recursos Humanos, la revisión dio todo OK.

Le propusimos que todo aquel de las 417 personas que no tengan los papeles en regla (cargos políticos puestos a dedo por la intervención anterior), tenía el visto bueno de todos para tomar la decisión de pedir su despido; pero no… Aníbal Fernández había venido por la cabeza de todos… había venido a dejar sin sustento a 417 familias.

El mismo sindicato de ATE jamás nos quiso afiliar y ellos mismos pidieron una medida cautelar, solicitando el despido de todos nosotros… por primera vez en la historia, el sindicato en contra de los trabajadores.

Entre las 417 personas hay más de 150 madres solteras, sustento de hogar que dejaron sin ningún tipo de ingreso, personas que no tienen para pagar el alquiler, personas que ya no tienen más obra social, personas que no tienen dinero ni para comprar la medicación, personas que no tienen para un plato de comida todos los días… ¿Que les dirá Aníbal Fernández a los hijos, padres, abuelos de éstas 417 personas despedidas? Nada… como aquella tarde donde se paró en medio de las escaleras en Río Turbio y dijo de forma pedante –Acá no hay vuelta atrás- empezaron a llegar los telegramas de despido.

No somos ñoquis, todos fuimos a trabajar día a día, todo el personal activo está de testigo y muchos pusieron la cara por nosotros; todos nuestros jefes a través de un memo justificaron nuestro trabajo en la empresa, que nos necesitaban para producir todo lo que la nueva intervención aspiraba, pero tampoco sirvió; ¿Saben por qué?: Porque del día uno Aníbal Fernández había venido por nuestras cabezas.

Hoy 31 de marzo y en medio de la cuarentena obligatoria por el coronavirus, muchos de ésos 417 despedidos hoy no tienen qué comer, por eso solicitamos la ayuda de todos para que este mensaje llegue a todo el país. Anoche 29 de marzo, el presidente de la nación Alberto Fernández decía -Voy a ser duro con los que despidan-… señor presidente, comience por casa, sea duro con su interventor Aníbal Fernández que despidió y dejó en la calle a 417 personas…. Creemos que usted podría solucionarlo, porque queremos trabajar!!!

Un abrazo a toda la familia de la cuenca carbonífera, no dejemos que nos saquen el derecho a trabajar y llevar el pan a nuestra mesa”.







Temas relacionados

Cuarentena   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Mineros de Río Turbio   /    Aníbal Fernández   /    Yacimiento Carbonífero Río Turbio   /    Despidos   /    Santa Cruz   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO