Sociedad

LIBERTADOR GRAL SAN MARTÍN

Los dos casos de covid-19 en el CIC de Libertador y la desidia del gobierno

El lunes pasado se dio a conocer el primer caso positivo covid-19 en el puesto de salud del Barrio La Loma de Libertador y al día siguiente se informó de otro contagio en el CIC. Recién el sábado fueron testeadas las trabajadoras de la salud y hoy esperan los resultados. Antes del brote de coronavirus ya había reclamos por insumos y elementos de prevención. Salta a la vista el destrato y la desidia del gobierno de Morales.

Miguel López

Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Martes 7 de julio | 00:56

Al primer caso positivo de coronavirus la enfermera y supervisora del Centro de Atención Primaria de la Salud que funciona en el edificio del CIC del Barrio La Loma, informado el pasado lunes 29 de junio, le siguió un día más tarde la confirmación del contagio de covid-19 de una agente sanitaria del mismo puesto de salud.

Estos 2 casos positivos de coronavirus de este puesto de salud se cuentan entre los 73 casos que tiene al día de hoy Libertador Gral. San Martin y los 113 casos que tiene el departamento de Ledesma, siento el departamento más afectado por el brote de contagios de covid-19 y con el fatídico saldo de 3 personas fallecidas por contraer este virus, todas de la localidad de Fraile Pintado.

Las trabajadoras de la salud del CAPS del Barrio La Loma, también conocido como el CIC, fueron aisladas en su domicilio por pertenecer haber tenido contacto todas con la enfermera y agente sanitaria contagiadas de coronavirus. Así también fueron aislados los familiares de las contagiadas que tuvieron contacto estrecho.

Pero en ningún momento el Ministerio de Salud llamo a las aisladas que presentaban síntomas, como a las que no presentaban síntomas, para hacer un seguimiento de su estado de salud, tampoco las aisló en lugares adecuados, por lo que las trabajadoras estuvieron en sus casas. Hasta los vínculos estrechos y las compañeras de trabajo que presentaban síntomas similares a los del covid-19 tuvieron que esperar hasta el sábado 4 de Julio para que se le realice el testeo, una demora inaudita cuando se trata de personas que están en riesgo, al ser parte del llamado “primer anillo” de contacto con las trabajadoras de la salud contagiadas de coronavirus. Un total incumplimiento del Ministerio de Salud de la Provincia y el Comité Operativo de Emergencia-COE-del protocolo de prevención ante el contagio de covid-19 que redacto el mismo el mismo Gobierno de Jujuy, y un destrato a hacia las trabajadoras de la salud.

Al día de hoy, 2 enfermeras, 5 agentes sanitarios, 2 trabajadoras del área de estadística y 3 médicas de distintas especialidades se encuentran aisladas, a la espera del resultado del hisopado que les realizaron hace más de 48 horas.

Por todo lo relatado antes, las trabajadoras del Centro de Atención Primaria de la Salud del Barrio La Loma, vienen cuestionando el destrato que padecieron del gobierno provincial por la demora en el testeo, por no considerar su vínculo estrecho con las contagiadas ni que algunas de las trabajadoras de la salud presentaban síntomas de covid-19 para realizarle el hisopado lo antes posible.

Pero también mastican bronca por la condiciones en las que están al tener compañeras contagiadas de coronavirus producto de la negligencia de las autoridades, y denuncian la desidia con la que actuó el gobierno provincial de Gerardo Morales y el Ministro de Salud Gustavo Bouhid, en tiempos de pandemia, pero también previamente, al no haber provisto al puesto de salud de insumos de prevención y elementos de bioseguridad en la cantidad y calidad necesaria, y garantizado las condiciones edilicias para evitar el hacinamiento y permitir que sea factible el distanciamiento social. Más teniendo en cuenta que las trabajadoras del sector vienen planteando estos reclamos desde hace años y también en medio de la situación de emergencia sanitaria y epidemiológica por la propagación del coronavirus, que encontró a la salud pública de la provincia y en particular del departamento Ledesma en ruinas, producto de una política de desfinanciamiento, desabastecimiento y precarización de lo público, y apertura al negocio de las clínicas y sanatorios privados, que tuvo el gobierno de Gerardo Morales de la UCR-Cambia Jujuy y la “oposición responsable” del PJ-FDT.

Comisión de seguridad e higiene para exigir que se garanticen los elementos de bioseguridad

Es clave, que tomando el ejemplo del hospital Posadas de Buenos Aires donde se acaba de votar en asamblea una comisión de seguridad e higiene ante el crecimiento de los contagios de covid-19 de trabajadores de la salud, las trabajadoras de este puesto de salud, como también las enfermeras, mucamas, agentes sanitarios y médicos del hospital Oscar Orias, apoyados en los delegados de los sindicatos, pongan en pie una comisión de seguridad e higiene, compuesta por trabajadores/as de la salud, para exigir a la directora del nosocomio, a las autoridades regionales del Ministerio de Salud de la Provincia de Jujuy y al gobernador Morales, que garanticen los insumos de prevención y elementos de bio seguridad, se desinfecten los puestos de salud, el hospital departamental Orias y los hospitales de las localidades de Fraile Pintado, Calilegua y Yuto, se brinden condiciones edilicias que permitan el distanciamiento social que establecen los protocolos para prevenir el contagio del covid-19, y se realicen los test para diagnosticar coronavirus a todos los trabajadores y trabajadoras de la salud pública del departamento de Ledesma.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Libertador Gral. San Martín   /    Jujuy   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO