Mundo Obrero

CORONAVIRUS

La estafa de los medidores pre-pagos de Edenor

Los medidores “pre-pagos” demuestran que solo sirven para cortar la luz. La electricidad es un derecho. Edenor deja sin luz a miles de familias en el medio de una pandemia mundial, lo único que les importa son sus ganancias. Los gobiernos les condonaron sus deudas y permitieron sus tarifazos impagables, la energía solo es ganancia para estos millonarios.

Ariel Moreno

Trabajador de Secco

Jueves 16 de abril | 19:10

Las distribuidoras eléctricas impusieron los medidores integrados de energía (MIDE) aclarando que “invitaban a gente que está colgada de la luz a ingresar al sistema”. Empezaron con personas que viven en asentamientos y tenían suministro eléctrico de manera irregular y que fueron dadas baja del servicio por incumplimiento de pago o por morosidad reiterada, y continuaron con las que tenían dificultades para pagar la boleta de luz. Fueron prácticamente obligados por la empresa a firmar el acuerdo.

En el área metropolitana, hay 190 mil hogares que tienen instalados estos equipos de medición. La mayoría de ellos están ubicados en el Conurbano bonaerense y bajo la órbita de Edenor. Los municipios con mayor cantidad de medidores prepagos son Moreno, La Matanza, Merlo y Malvinas Argentinas.

“El cliente puede llevar un control de sus gastos ya que puede conocer en tiempo real la evolución de su consumo a través de la pantalla del medidor y planificar mejor las compras de energía” Así lo presentaban desde Edenor.

Esta estafa fue aprobada por Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE): “el medidor prepago empieza a operar con un crédito inicial gratuito equivalente a 150 kilowatts (kWh) y con un saldo adicional y anticipado de 150 kWh que luego la prestataria descontará de la primera compra que realice. Y si el domicilio se queda sin luz, dispone de un crédito de emergencia – como la tarjeta SUBE – de 159 kWh. Para validarlo hay que marcar 811 en el teclado”.

La crisis por el coronavirus golpea mucho más a estas familias: este es el resultado de esta política, de este experimento despreciable.

Medidores de ganancias.

Los dueños de Edesur son Nicolás Caputo, el “amigo de la infancia” de Macri, y ENEL (empresa italiana con mayoría accionaria); Marcelo Mindlin de Edenor, y Rogelio Pagano de Edelap. Mindlin, por su parte, es dueño de Pampa Energía y también está en el negocio del gas y el petróleo, compró hace años los activos de Petrobras. Comparando 2015 con 2018, Edenor registró un incremento en sus ingresos por servicios (ventas) del orden de 1.118%, y Edesur obtuvo una mejora de 821% en el mismo período.

Te puede interesar: "Edenor me sacó el medidor y puso un tragamonedas"

A su vez, el incremento de sus resultados operativos (ganancias por ventas menos costos de producción) fue de 223% para Edenor y 215% para Edesur. Transener (concesionaria de transmisión eléctrica de alta tensión) obtuvo un aumento en sus ingresos de 290% y en sus resultados operativos del orden de 1.250%. Por su parte, Pampa Energía tuvo un incremento en sus ingresos de 554% (CEPIS, Página12, 4/2). ENEL, además, aspiraba a ganar 4.000 millones de euros hasta 2019 en Latinoamérica y 17.300 millones de euros en el mundo. Se la llevaron en pala.

La energía eléctrica es un servicio esencial para la vida, no puede ser interrumpido por falta de pago nunca, mucho menos sufriendo una pandemia. Quieren que nos acostumbremos a ver familias sin luz, sin agua, hacinados sin trabajo, sin alimentos, su vida precarizada para que ellos aumenten sus ganancias. La pandemia no frena a estos miserables.

"Quédate en casa", claro que con servicios esenciales, si tenes para pagar. Eso te dicen. ¿Y las facturas impagables de cuarentena? El gobierno no anuncia ningún plan que responda realmente a los intereses de la mayoría del pueblo trabajador.

Hay que empezar una gran campaña para que garanticen los servicios de electricidad, gas y agua a todo el pueblo trabajador y conectividad gratuita para todos, de lo contrario, ¿cómo hacen nuestros hijos las tareas que los docentes les envían, lavarse las manos y cuidar su salud?

Te puede interesar: Imprescindibles medidas de autodefensa de la clase trabajadora

Trabajadores de la energía del PTS junto a Nicolás del Caño y diputados del Frente de Izquierda unidad levantamos una salida de emergencia a la crisis, venimos planteando: “prohibir los despidos, salario de 30.000 de emergencia, centralización del sistema de salud” Además:

• Retrotraer los valores de las tarifas como medida elemental que permitiría paliar de manera mínima la crítica situación de los sectores más afectados por el tarifazo.
Des-dolarizar las tarifas.
• El retiro de medidores pre-pagos.
• Ningún despido, ni suspensiones. Pase a planta de todos los trabajadores tercerizados para paliar la crisis del sector.

Soluciones de fondo vendrán de la mano de la re-estatización de los servicios públicos bajo gestión de sus trabajadores, usuarios y técnicos capaces de planificar una red de servicios públicos al servicio de las necesidades populares y no los intereses de un puñado de capitalistas.

Nuestro programa plantea una salida realista a la estafa de las privatizadas y a la idea de la energía como una mercancía. Hay que atacar directamente la ganancia de este puñado de empresarios, contra este interés hay que organizar un gran movimiento de trabajadores y usuarios por el control de la energía y garantizar a todo el pueblo trabajador este derecho.







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    #BastaDeTarifazos   /    trabajadores terciarizados   /    Privatizadas   /    Edenor   /    Edesur   /    Tarifas   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO