Deportes

FÚTBOL

El regreso del fútbol argentino y el torneo “Frankenstein” de Primera División

El lunes arrancan los entrenamientos para los 24 equipos de Primera ¿Se viene otro torneo de transición inentendible? Los cambios dispuestos por Conmebol para las copas y las dificultades en los eslabones débiles del fútbol local.

Augusto Dorado

@AugustoDorado

Viernes 7 de agosto | 13:24

Finalmente, este lunes 10 de agosto los planteles de Primera División (agrupados en esto que ahora se llama Liga Profesional) van a volver a los entrenamientos. Ya empezaron con los testeos rápidos a los jugadores (se hace cargo AFA) y lo que no está claro es si la AFA o los clubes van a costear los hisopados. ¿Esto puede generar algún conflicto en próximos días? Habrá que seguirlo con atención.

Como sea, ya se prepara también el retorno de las competencias. La semana que viene en la Asociación del Fútbol Argentino van a definir un cronograma: en principio, el viernes 25 de septiembre es la fecha en la que comenzaría un “torneo de transición”. Antes de eso, los clubes van a estar autorizados a organizar partidos amistosos para ponerse a punto. Todo esto, por supuesto, sin asistencia de público a las canchas.

Recordemos algunas cosas que quedaron de toda esta gran pausa impuesta por la cuarentena: se suspendieron los descensos por dos años en la Primera División, con lo cual Gimnasia, Patronato y Central Córdoba de Santiago del Estero siguen en Primera. Además en este torneo de transición ni siquiera se calcularán promedios (volverán a calcularse en 2021 para descensos en 2022). ¿Qué va a pasar con los equipos que iban a ascender a Primera desde el Nacional B? Para este torneo, no participan. Se quedarán con las ganas, en especial San Martín de Tucumán (que había acumulado el mejor puntaje y estaba casi ascendido) que presentó un reclamo ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (el famoso TAS, un organismo internacional creado para dirimir disputas institucionales), pero difícilmente prospere esa queja.

¿Un próximo torneo ideado por Víctor Frankenstein?

Según el periodista de La Nación Alejandro Casar González, el formato de este torneo que viene podría ser de los 24 equipos divididos en seis zonas de cuatro equipos cada uno, jugando todos contra todos en partidos de ida y vuelta. Además, habría una fecha extra de clásicos interzonales (algo que piden las cadenas de televisión que tiene los derechos de transmisión). Terminada esta primera fase, los dos primeros de cada zona se clasificarán para una llamada “Copa Principal” y los demás a una “Copa Secundaria”. O sea, la siguiente instancia quedaría dividida en dos torneos de 12 equipos cada uno: en el primero se definirá campeón y pasaje a Copa Libertadores 2021, en el otro se define finalista a participar de chance para Sudamericana 2021, una especie de “torneo consuelo”. Este nuevo formato de torneo tranquilamente podría ser bautizado como Torneo Frankenstein en homenaje a la criatura del doctor Víctor Frankenstein que ideó la escritora Mary Shelley. Y es posible que por el nivel de juego también sea de terror; ojalá que no.

Siguiendo en el plano local, la Copa Argentina que quedó suspendida, también se seguirá jugando a partir de octubre y va a terminar entre enero y febrero del año que viene.

Conmebol y cambios importantes para las copas 2020

En el plano continental, ayer se definieron cosas importantes en Conmebol: las Copas Libertadores y Sudamericana ya tenían sus fechas de regreso, pero se definió cómo van a organizarse los planteles. Y ahí también se escuchan términos de ciencia ficción como “capsula sanitaria” y “concentración sanitaria”, con este gusto que tienen las dirigencias y sectores del periodismo hegemónico de bautizar cosas relacionadas a un juego como es el fútbol con términos que parecen científicos.

¿De qué se trata? Las delegaciones de los clubes que compiten en las copas pueden permanecer por un máximo de tres días en los países donde les toque jugar; lógicamente van a estar exceptuados de hacer los 14 días de cuarentena estricta que hace alguien que va de un país a otro. Pero solamente van a poder viajar en micros “lacrados” asignados por Conmebol, entrenar en espacios abiertos, al aire libre, bañarse en los hoteles. Y algunas modificaciones reglamentarias muy importantes: se van a poder hacer 5 cambios por equipo en cada partido y las ternas arbitrales pueden ser eventualmente del país local (para evitar traslados de delegaciones de referís).

Está un poco más organizado el fútbol sudamericano, pero no es todo armónico: entre los rivales de River en la Libertadores, por ejemplo, están Binacional de Perú que tiene 7 jugadores y dos miembros del cuerpo técnico con COVID 19 y Liga Deportiva Universitaria de Quito que tuvo en su plantel ocho casos positivos de coronavirus.

Fútbol femenino y Primera D, eslabones débiles en los que la dirigencia no piensa demasiado

Cuando el lunes se anunció la vuelta de los entrenamientos para este 10 de agosto se incluyó a la Primera División del fútbol femenino en las declaraciones a la salida de la reunión entre AFA y Gobierno. Pero la Comisión de Fútbol Femenino de la entidad había solicitado discutirlo y definirlo en una reunión propia el martes, con lo que AFA se tuvo que rectificar en el comunicado donde publicó las resoluciones del encuentro con los ministros. Mediante una carta a la AFA la Comisión solicitó retomar entrenamientos entre el 1° y el 10 de septiembre: era imposible que pudieran retomar este 10 de agosto como anunció el propio Chiqui Tapia. Todavía el fútbol femenino no cuenta con una infraestructura que lo permita. En concreto: casi ninguna jugadora tiene movilidad propia (como plantea la carta), no tienen auto, viajan en transporte público y están más expuestas.

Algo parecido sucede con la categoría más baja del fútbol de varones que es la Primera D (donde la gran mayoría de futbolistas trabaja de otra cosa para vivir): también pidieron retomar los entrenamientos recién el 5 de octubre, para tener tiempo de adecuar la infraestructura a medidas sanitarias. Los eslabones más débiles todavía están lejos de un regreso ideal que sí se está implementando en la elite del fútbol argentino, la Liga Profesional. Es que, en la cima de nuestro fútbol, la presión de las cadenas de televisión -que estuvieron pagando derechos durante estos meses de cuarentena y que ya se estaban perdiendo un poco la paciencia- es la que manda. Parece que “billetera mata pandemia”.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Fútbol Femenino   /    Copa Libertadores de América   /    CONMEBOL   /    AFA   /    Copa Argentina   /    Copa Sudamericana   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO