Economía

TREN FANTASMA

Acuerdo con bonistas: ultraliberales y ortodoxos hacen fila para felicitar a Guzmán

A las felicitaciones de Domingo Cavallo, se sumó una larga lista de economistas y exfuncionarios de pura cepa liberal y ADN ajustador y entreguista que dieron su apoyo a la última oferta del Ministerio de Economía para el canje de deuda.

Martes 7 de julio | 12:04

Cartón lleno, decíamos ayer, cuando Domingo Cavallo, el hombre que con Menem llevó al país a la hiperdesocupación y a la pobreza extrema en los 90, felicitaba al Ministro de Economía por el acuerdo logrado con los usureros.

Un espaldarazo que no parece sonrojar al gobierno porque es evidente que vuelve a poner a las claras que sus prioridades son dejar tranquilos a los acreedores, que festejan en todo el mundo y las acciones bursátiles suben para demostrarlo.

Este saqueo a los recursos nacionales, en medio de una pandemia que azota la salud y la economía ya en profunda crisis fue festejado por gran parte del sector de economistas y empresarios ultraliberales que agitaban hace meses el fantasma del default.

Ahora, tranquilos por la lejanía de ese horizonte, saludan el acuerdo.

Ya mencionamos que Domingo Cavallo dijo este lunes que esperaba “que se llegue a un acuerdo con la deuda. En definitiva, es una buena propuesta”.

A saga le fueron, por el ejemplo, el economista Miguel Boggiano, furioso anti kirchnerista, “Chicago boy”, Master de la Universidad de San Andrés y otros títulos que lo definen como un liberal de pura cepa, festejó en su cuenta de Twitter la “fuerte suba de acciones argentinas en Wall St.”

Por su parte, Miguel Kiguel asesor académico de FIEL (la crema del ultraliberalismo ajustador nacional) y exsubsecretario de Financiamiento en el Ministerio de Economía durante el menemismo, expresó que “la oferta de canje generó optimismo en el mercado.”

Otro del palo menemista, el exviceministro de Economía Carlos Rodríguez, celebraba diciendo “Puede ser una buena oportunidad para empezar a cambiar el rumbo… si se quiere”. Y parece que Guzmás y los bonistas quieren.

Este tren fantasma, con varios pasajeros más, que rodea y festeja la oferta puede darnos una idea de que su carácter es entreguista y que las mayorías populares no tienen nada que festejar. Seguir atados a pagos de una deuda odiosa sólo profundiza las condiciones de atraso y dependencia de la economía nacional.

Podés leer: Deuda pública: lunes de euforia y festejo entre los grandes usureros internacionales







Temas relacionados

Martín Guzmán   /    Domingo Cavallo   /    Deuda externa   /    Bonistas   /    Deuda pública   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO